Reseña #89 - El Chico de las Estrellas de Chris Pueyo

¿TIENES EL VALOR DE SER TÚ MISMO? PORQUE NO HAY CURA PARA DEJAR DE SER QUIEN ERES.
Érase un niño que jamás vivió más de dos años seguidos en una misma casa, por lo que decidió pintar las paredes de todas sus habitaciones con estrellas. Su rechazo al colegio y una familia inusual le empujarán a emprender un viaje donde no todo serán constelaciones y pedirle deseos a la luna. Es hora de bajar al barro, equivocarse con una princesa y terminar encontrando un príncipe…¿o no? Sus ansias de libertad, tres antídotos de supervivencia y unas botas plateadas le acompañarán por un mundo muerto donde los sueños llegan descalzos y despeinados a Ninguna Parte.





 Hola Aladitos! Este año vi esa portada hermosa y supe que tenia que leer el libro (puede ser que a veces juzgue el libro por su portada, porque hay portadas que no se puede evitar mirarlas tanto que terminan dandote ganas de leer el libro)

Chris Pueyo es el escritor, y nos narra la vida de El Chico de las Estrellas, el mismo, de manera lirica y bella. Nos relata sus vivencias desde la infancia, como lo molestaban en el colegio y su vida familiar, cambiando en la adolescencia por un chico que intenta aceptar lo que siente y se descubre a si mismo como a los demas.

Mucho no se puede contar sobre el libro porque si no pierde magia y sensibilidad, lo unico que puedo decir que la portada da una idea erronea de el tema principal, definitivamente no es el amor romantico a otra persona, si no amor a si mismo.

Toca el tema de la homosexualidad de forma suave, refleja bien lo que significa actualmente, y conocemos a muchos personajes del libro bajo pseudonimos como La Dama de Hierro, La Arquitecta de Sonrisas y muchos otros mas.

El Chico de las Estrellas tiene desde metaforas, juegos de palabras hasta diferentes tamaños de letra, escritura en cursiva, minuscula, etc. No le pongo 5 alitas porque hay partes en donde los fragmentos no me cuadraban, y sentia que eran solo relleno. Tambien falto un poco de narracion de momentos especifico, si claro, es la infancia y la adolescencia pero no tiene un hilo conductor definido.